Contenido principal del artículo

Resumen

El envejecimiento de las sociedades que se ha dado en llamar desarrolladas es un hecho no solo evidente, también parece imparable. No obstante, la mayor esperanza de vida conlleva inexorablemente más enfermedades crónicas y dependencia, situaciones que en un intento de conseguir un aceptable estado de salud y de bienestar están teniendo un enorme impacto en los costes socioeconómicos. En la enfermedad renal terminal el tratamiento sustitutivo con diálisis está plenamente justificado ya que su efectividad es incuestionable. Sin embargo, la inclusión de pacientes ancianos en diálisis es un debate con larga trayectoria y cuyos criterios se han ido modificando a lo largo de los años. Cuando se iniciaron los programas de diálisis, el objetivo era facilitar el retorno de personas relativamente sanas a la sociedad y al trabajo, por tanto, hasta los años 80, en países como Reino Unido o Canadá muy pocos pacientes de más de 65 años recibían hemodiálisis1. El progreso en las técnicas y una mayor financiación han dado lugar a que los pacientes ancianos puedan acceder a las unidades especializadas sin límites de edad y en la actualidad la población mayor de 65 años ha superado con creces los dos tercios del total de los pacientes, no siendo excepcional la inclusión en diálisis de pacientes mayores de 80 años1,2.

Palabras clave

Tratamiento Conservador Enfermedad Rernal Crónica

Detalles del artículo

Cómo citar
1.
Andreu-Periz D, Hidalgo-Blanco M Ángel, Moreno-Arroyo MC. Tratamiento conservador ante la Enfermedad Renal Crónica. Enferm Nefrol [Internet]. 7 de diciembre de 2015 [citado 22 de junio de 2021];18(4):303-7. Disponible en: https://enfermerianefrologica.com/revista/article/view/3532