Contenido del artículo principal

Resumen

En una época en la que predominan las dietas milagrosas o, cuanto menos, extrañas, reconocer el valor que la alimentación tradicional española tiene es imprescindible cuando se quiere promover la salud en todas las edades y circunstancias. Tanto en individuos sanos como, por supuesto, en pacientes de las distintas patologías donde la nutrición ocupa un papel destacado.


Conviene recordar que la dieta mediterránea fue identificada con sus virtudes gracias al trabajo del fisiólogo norteamericano Ancel Keys, quien propuso que la forma de alimentarse de los países del Mediterráneo, con predominio de alimentos de origen vegetal, como cereales, legumbres, frutas, hortalizas y verduras; menor cantidad de leche, lácteos, carne y huevos y, por tanto, de grasa saturada, y mayor cantidad de pescado, era lo que hacía que la incidencia de las enfermedades cardiovasculares fuera menor en esos países.


Más recientemente, el estudio PREDIMED ha analizado los efectos de la dieta mediterránea sobre la prevención primaria de la enfermedad cardiovascular y otras patologías, como la diabetes, cáncer, deterioro cognitivo y enfermedades neurodegenerativas.


Lo cierto es que numerosas voces se han alzado en las últimas décadas advirtiendo del paulatino abandono que, en los países del mediterráneo, y en concreto en España, se viene produciendo de la alimentación tradicional: la dieta mediterránea. Una forma de alimentarse, recordemos, que no solo se refiere a los ingredientes -la comida- sino también a un estilo de vida en el que las relaciones sociales y una cultura muy concreta sirven no solo de marco sino también de raíz.

Palabras clave

nutrición dieta dieta mediterránea

Detalles del artículo

Cómo citar
1.
Martínez Álvarez JR. La dieta mediterránea, una herramienta esencial para la promoción de la salud. Enferm Nefrol [Internet]. 2023 [consultado 26 May 2024];26(2):[aprox. 2 p.]. Disponible en: https://enfermerianefrologica.com/revista/article/view/4581

Referencias

  1. Estruch R, Ros E, Salas-Salvadó J, Covas MI, Corella D, et al. Primary Prevention of Cardiovascular Disease with a Mediterranean Diet. N Engl J Med 2013;368:1279. DOI: https://doi.org/10.1056/NEJMoa1200303
  2. Salas-Salvadó J, Bulló M, Babio N, Martínez-González MÁ, Ibarrola-Jurado N, Basora J, et al. Reduction in the Incidence of Type 2-Diabetes with the Mediterranean Diet: Results of the PREDIMED-Reus Nutrition Intervention Randomized Trial. Diabetes Care 2011;34:14-9. DOI: https://doi.org/10.2337/dc10-1288
  3. Toledo E, Salas Salvadó J, Donat Vargas C, Buil-Cosiales P, Estruch R, Ros E, el al. Mediterranean Diet and Invasive Breast Cancer Risk Among Women at High Cardiovascular Risk in the PREDIMED Trial. Jama Intern Med 2015;175(11):1752-60. DOI: https://doi.org/10.1001/jamainternmed.2015.4838
  4. Valls-Pedret C, Sala-Vila A, Serra Mir M, Corella D, de la Torre R, Martínez-González MA, et al. Mediterranean Diet and Age-Related Cognitive Decline A Randomized Clinical Trial. JAMA Intern Med 2015;175(7):1094-103. DOI: https://doi.org/10.1001/jamainternmed.2015.1668