Contenido principal del artículo

Resumen

El acceso vascular (AV) constituye el “talón de Aqui-les” del tratamiento con hemodiálisis (HD)1. Disponer de un AV no sólo es condición “sine qua non”, si no que éste debe reunir algunos requisitos para conse-guir una diálisis adecuada, tales como suministrar un flujo de sangre suficiente, no plantear problemas de utilización a largo plazo y tener una baja tasa de com-plicaciones2. La fístula arteriovenosa interna (FAVI) es el AV idóneo, siendo preferible la FAVI con vena autóloga al injerto de politetrafluoroetileno (PTFE), por los mejores resultados de aquella a largo plazo. Pero cuando dicho acceso no puede ser realizado, o bien no tiene los resultados esperados, hay que recurrir a la inserción de un catéter venoso central, siendo la mejor opción el uso de catéteres tunelizados. Con el aumento de la prevalencia de pacientes añosos y dia-béticos en la población de pacientes en hemodiálisis, actualmente el uso de este tipo de catéteres es mucho más frecuente3. Todos tenemos la experiencia de que en ocasiones resulta muy difícil conseguir un acceso vascular adecuado.

Palabras clave

Acceso Vasculares Hemodiálisis

Detalles del artículo

Cómo citar
1.
Navarro Daudén L, Reula Carrillo A, Martínez Olivares EM, Martínez Más A, Ortells Corresa R, Marti i Monros AM, Moreno Aliaga C. Dificultad para conseguir un Acceso Vascular para hemodiálisis: 9 años en Hemodiálisis, 15 Accesos Vasculares. Enferm Nefrol [Internet]. 6 de noviembre de 2012 [citado 12 de junio de 2021];15(3):219-21. Disponible en: https://enfermerianefrologica.com/revista/article/view/4030